martes, 27 de enero de 2009

¡Una solución, quiero!


Cansado de oír tonterías un día sí y otro también sobre la actualidad económica y una vez explicada la solución al problema a mis allegados paso a colgarla para todo el personal.


El otro día leí un artículo en el que entrevistaban a un supuesto (como todo en economía) gurú de las finanzas. El buen hombre explicaba la corrección que está sufriendo el mercado inmobiliario en Usamérica. Hablaba de un 50% y hasta de un 85% en algunos casos.



Teniendo esto como premisa hay que establecer el precio real de los pisos que por supuesto tiene una rebaja de más de un 40%.
Tanto el Gobierno Central como los Autonómicos han de obligar a los constructores a desprenderse de urbanizaciones sobrevaloradas aplicando altas tasas por vivienda vacía o en su caso (los bancos) ejecutar embargos por el contrato firmado para esas construcciones.
La vivienda de segunda mano se autorregulará en el momento que la de nueva construcción tenga su precio exacto, y no inflado (un 60% que ha disminuido el coste de producción y un 60% que ha aumentado el precio en cuatro años).


Pasamos al tema laboral.


Aquí se requiere un esfuerzo por parte de todo el mundo (sindicatos, empresarios, trabajadores, etc).
Fracasado el intento de las 65 horas semanales, yo propongo que manteniendo la producción y el salario, se reduzca la semana laboral a cuatro días. Los fines de semana serían de viernes, sábado y domingo.
Teniendo los fines de semana largos consumiríamos más de lo nuestro (turismo y ocio) sin ofender al prójimo. Se revitalizarían zonas rurales y las zonas de playa no dependerían de alemanes e ingleses que últimamente no llegaban.


Empresa


El pequeño empresario debería dar unas nociones de economía en las que aprenda que para seguir ganando lo mismo en épocas de crisis no hay que aumentar precios sino bajarlos dando la misma calidad (el cliente vendrá por añadidura). Y sobre todo reinventarse.
En cuanto al sector industrial (sabiendo que no tenemos futuro en ello) desviar esfuerzos hacia el diseño y la investigación.


Gobiernos


La medida tomada por algunos gobiernos, como el de Obama o el de Zapatero, de incrementar el gasto público en infraestructuras es de clase de historia de E.G.B.
Napoleón usó esta medida para evitar las revueltas de los sans culottes en las estrechas calles de París. Los desarrapados necesitaban trabajo y las autoridades unas calles nuevas por las que cupieran sus carruajes sin miedo a emboscadas.
En la actualidad no beneficia a los parados sino que enriquece a las constructoras que con sus subcontratas y demás triquiñuelas salvan el año o mejor aún tienen beneficios.


Como mi visión es muy utópica me remito a una entrada anterior para aquellos que quieran un consejo económico para este 2009.
Consejo económico
Espero que si os ha gustado el post también hayáis disfrutado de la canción de los Monty Python y su traducción.

4 comentarios:

IBE dijo...

Que pedazo ministro de economía se está perdiendo Zapatero, si lo llego a conocer un día, te lo presentaré a ver si hacemos un apaño...

David Miranda-Torres dijo...

La pregunta es si interesa realmente dar una solución inmediata a la crisis o dedar que ésta rompa con todo para empezar de cero. A veces, da la sensación de que no hay mucho interés en solucionar cosas que a todos ojos parece y es tan sencillo, no?

Política!!!!

D ;-)

ulises dijo...

Efectivamente, quieren que rompa para empezar de cero.
Las medidas drásticas las tomarán cuando la cosa se alargue.

José María (Chema) Buzarra Cano dijo...

Hola, buenas noches:

No me voy a repetir pues de una u otra forma somos seguidores, cuando no "opinadores" en más d eun blog.

Es verdad, que hay tesis sobre los tempos, escenarios...etc. Pero lo cierto es que entrando en el tunel de la cisis sistémica, lo que nadie sabe decir es como casda uno de nosostrs saldrá. Seguro que ya no seremos los mismos que antes de entrar.

Ojalá la brecha social, económica, digital....no se agrande entre los ricos y los que son los pobres. Si se agranda, seguro que veremos más personas con hambre y con problemas de salud...etc.

Cordialmente