viernes, 28 de agosto de 2009

“Ensayo sobre la ceguera” vs. “A ciegas”

Siempre que se saca una versión cinematográfica de algún libro se buscan parecidos y diferencias de una respecto al otro.
Se dice, “tal o cual cinta es fiel al texto…”
¡Mentira!
Los filmes pueden ser parecidos pero nunca iguales al libro, siempre y cuando el libro no se haya escrito a posteriori.
Me he decidido a hacer esta comparación porque me apetecía ver la película “A ciegas” de Fernando Meirelles que había obtenido el beneplácito del autor de “Ensayo sobre la ceguera” José Saramago.
Fernando Meirelles es un valor seguro en la dirección. Después de ver “Ciudad de Dios” no he querido perderme ninguna de las que hace. Me pasa lo mismo con Alejandro González Iñárritu.
La película es similar al principio del libro pero no al final. Nos presenta una hipotética catástrofe mundial debida a una epidemia desconocida. Al igual que en “El señor de las moscas” de William Golding unos individuos aislados tienen que autogobernarse ante la falta del “papá Estado”, con lo que eso conlleva. Antropológicamente es como empezar una sociedad desde cero. “Ensayo sobre la ceguera” es un título más acertado que “A ciegas” (más propio de una peli de miedo), que es más comercial. La palabra “ensayo” hace difícil hasta vender libros.
Hay cosas muy crudas en la película que no se comprenden por omisión de pensamientos que sí aparecen en el texto.
En la segunda mitad del libro hay escenas surrealistas que llevan al lector a imaginar como sería la vida diaria y las tareas cotidianas con el hándicap de la ceguera. Los moradores del lugar dan lecciones a los protagonistas acerca de alojamiento, comida, desplazamiento, etc.
El graciosillo de Saramago tiene alguna perla como “… son mujeres, quien las entienda que las compre.”
Concluyendo la peli bien pero el libro mejor. En la primera el final parece forzado para que quepa dentro de las dos horas estipuladas en el negocio del séptimo arte. En el segundo es más pausado y mantiene al lector expectante.

13 comentarios:

cruz dijo...

Hola,casualmente me suena lo que has escritos pues es el libro que tengo entre manos ahora mismo, llevo así como una tercera parte leido, eso sí, no vi la peli así que no puedo comparar de momento. Y que decir del Sr. Saramago pues.. un genio,(con esa frasecita y alguna mas que tiene por ahí), para mí sencillamente buenísimo.

Besos.

ulises dijo...

Disfruta, disfruta...
Yo vi primero la película. Después el libro con esa forma de escribir de Saramago me gustó más, si bien los personajes que tenía en mente eran los de la peli.
Un beso

Pecosa dijo...

Es que es lo que pasa: si se lee primero el libro y luego se ve la peli, malo porque la peli se come cosas (normal). Si se ve primero la peli y luego se ve el libro, malo también porqué la peli condiciona la imaginación: uno ya no imagina, se basa en la película (normal, también). Ninguna de las dos opciones me hace gracia, así que pocas veces leo libros basados en películas y viceversa.

Andrea dijo...

Pues he leído el libro hace años, y es unos de los que más me ha gustado de Saramago, no pude con 'las intermitencias de la muerte', pero 'ensayo sobre la lucidez' sí me gustó. Tenía en mente la peli para verla cuando pudiese, a ver que tal. Por cierto, he visto 'mi vida sin mi' y he llorado. Un abrazo Ulises.

Mica dijo...

Para mí las pelis basadas en un libro sulen ser una porquería. Aún me acuerdo de la versión del Club Dumas (La novena puerta) Casi me da un pampurrio, no me fuí del cine por respeto a mis acompañantes. Desde entonces si leo un libro bueno y lo versionan en el cine, me niego a ver la película.

José Manuel Beltrán dijo...

Es normal que la película siempre se encuentre en rango inferior al libro. En cualquier caso, no puedo emitir juicio de la peli, pues no la he visto así que, tendré que cumplir los deberes que me impones.

Un abrazo, ciudadano.,
www.ventanademarbella.blogspot.com

ulises dijo...

Yo no soy dado a ver películas basadas en libros. Lo que me pasó con ésta es que me gustaba el director y habiendo dado el visto bueno el escritor quería compararlas.
Están bien las dos, pero me quedo con el libro.

S. dijo...

la verdad es que comencé a verla pero preferí leerme el libro.
Es que muchas veces te llevas unas decepciones cuando te lees un libro y luego ves la peli...yo prefiero que sea al revés,la decepción para la peli.

Tawaki dijo...

Me leí el libro no hace mucho y me encantó. La película no la he visto, aunque tarde o temprano caerá, porque Ciudad de Dios me pareció muy buena y, como a ti, me gustaría seguir su filmografía.

Nuria Gonzalez dijo...

Ya le he pedido a mi José que me lleve a ver la peli.
Me da un no sé que porque eso de la ceguera me da miedo, pero...
Besitos guapo

Petardy dijo...

Después de leer tu post me ha picado la curiosidad y creo que voy a ver la peli. El libro de Saramago tuve que leerlo en la época del instituto y la verdad es que me encantó.

Rocío dijo...

Hola! Perdona por colarme sin invitación en tu blog.

No me suele gustar ver pelis basadas en libros... Pero en esta ocasión hice una excepción porque ví alguna noticia sobre la supervisión que había hecho Saramago sobre el rodaje para que fuera lo más fiel posible al libro. Y la verdad es que lo han conseguido... la película me gustó. No tanto como el libro, pero sí que es bastante fiel. Ver en imágenes algunas de las escenas del libro es tremendo!!!

Un saludo,

ulises dijo...

No te tengo que perdonar nada. Ya veo que has llegado a la misma conclusión que yo en la comparativa.
Un abrazo