domingo, 9 de mayo de 2010

Desconfiando de los supermercados de confianza

¿Habéis probado alguna vez a lavar la ropa con pastillas de 25 gramos en vez de pastillas de 30 gramos?
Pues, aunque no lo creáis, se puede hacer.
Todo empezó allá por el año 2007. En Estados Unidos de América estalló la burbuja inmobiliaria de las hipotecas subprime que un año más tarde llevaría a la quiebra al holding financiero Lehman Brothers.
Y yo, ¿qué estaba haciendo en ese momento tan trascendental del panorama económico mundial?.
Os lo diré.
Estaba jurando en hebreo porque al ir a hacer unas patatas con chorizo tuve que quitar una gran capa de tierra de los tubérculos que yo creí haber comprado limpios.
Diré que por aquel entonces mi supermercado de confianza era Mercadona. Los ejecutivos de estas tiendas habían decidido que para no subir el precio al cliente lo mejor era decirle al proveedor que no lave las patatas que, total, el cliente las iba a comprar igual. Dicho y hecho, a partir de entonces si querías patatas limpias tenías que gastar agua para lavarlas.
Después llegó el tema de las marcas. Si retiramos marcas más caras, que tienen menos rotación (se venden menos), ocupan espacio y no nos dejan margen... mataremos dos pájaros de un tiro: dejaremos hueco libre para palets y haremos que la gente compre nuestros productos (de los que ganamos más).
Así es como dejé de tomar zumo de pomelo rosa durante una temporada.
Hará cerca de dos años hicieron una cosa muy loable para el medioambiente, dejaron de vender la fruta y verdura envasada. El motivo era beneficiar al cliente porque ahora ya no tenía que repercutir esos envases en el precio final. Además ahora ya no hacía falta comprar un paquete del que sólo se consumiría la mitad. Yo, que soy un obseso de los precios, me empecé a fijar y no bajaron en absoluto. Seguramente es un tema de pérdida de margen por el desperdicio de la fruta pasada que, aunque la tienen expuesta, no se vende.
Para rematar el post, el porqué de la pregunta del principio.
Voy a comprar las pastillas del lavado de ropa y, han cambiado el formato. Ahora, según la caja han inventado una nueva formula que sustituye los 30 gramos de detergente que echabas al bombo por 25 gramos que le dan a tu colada la misma limpieza.
Meto la caja en la cesta y pienso en si alguien se molestaría alguna vez en analizar la composición de esas dos pastillas. Absorto en mis pensamientos tropiezo con una señora que está protestando a un repositor de lácteos por tener que comprar seis yogures cuando antes el paquete era de cuatro.







Llego a casa. Meto los productos frescos en el frigorífico. Guardo los botes en los cajones. Me pongo un café. Enciendo el internet para leer las noticias y leo una en la que dice que Juan Roig y su esposa han pasado a ser la segunda fortuna de España tras el Sr. Ortega.

¡Mierda!
He olvidado que tengo que ir al otro super a comprar zumo Granini, patatas lavadas, alubia verde (no manoseada), agua mineral sin sabor metálico, cerveza Franciskaner, y algún pescado sin moratones.

18 comentarios:

RAMPY dijo...

Hay que tener siempre mucho cuidado y leer la letra pequeña
Saludos

Lakacerola dijo...

Yo ahora como tengo tiempo y además necesito caminar, comparo los precios y voy a dónde me da la gana a comprar, así que compro el queso fresco en Carrefour ahora mismo, está unos cts.por debajo de Mercadona que está a 1'85 (paq.de 2 de 250grs), la mantequilla la ha bajado tb a 0,63 la tarrina de su marca, mercadona la tiene a 0,65, y así otras cosas. Llevo los precios incluso apuntados, otros los sé de memoria. La fruta la compro en el mercadillo del barrio o en el de Santa Florentina, está bastante más barato que en los supermercados, y puedo manosearla, qué quieres a mi me gusta tocarla.
Es bueno comparar y hay mucha diferencia.
Un abrazo.

Juanjo dijo...

La estrategia de Lakacerola es la que recomiendan las asociaciones de consumidores y es la que de verdad funciona......no centrar todas las compras en el mismo sitio sino diversificarlas......al final ganas ven precio y en calidad.Eso si,como ella misma apunta se necesita tener tiempo cosa de la que mucha gente (afortunadamente no soy el caso) carece
Un abrazo y una felicitacion por tu interesante entrada

ulises dijo...

Ahora yo también hago una cosa, que me encanta, que antes no hacía. Visitar los mercados municipales de mi ciudad. Acostumbraba a visitarlos en las distantas ciudades a las que he viajado y no en mi propia ciudad. No hay mal que por bien no venga

Mica dijo...

Me imagino que tardarás una eternidad en hacer la compra, si miras todo tanto.. Pero me parece muy bien, mejor si nos mantienes informados de todas estas cosas. Cada día soy menos de Mercadona por cosas así.

EriKa dijo...

Suelo comprar en el Mercadona, aunque hay productos que no encuentras mucha variedad de marcas, a mí me gusta el atún de la marca Calvo, y allí solo encuentras los de su marca, entre otras cosas.
Tambien hago la compra en varios sitios, según me interese.
Besos.

Loco dijo...

Los campos de estudio son lo mio. Y el tema 'Precios en supermercados' no iba a ser menos.

He llegado a un punto en que compro cada cosa (leche, pan, detergentes, fruta) en sitios distintos. Leyendo al resto, veo que no soy el único.

Por cierto, ¿qué grandes almacenes han dejado de cobrar las bolsas al ver que la clientela disminuyó en los últimos años? Y eso, a poco tiempo de suprimir las bolsas de plástico.

El negocio es el negocio.

severino el sordo dijo...

Si es lo que yo digo historias de la estupidez humana,voy al burger y recojo la mesa,en el hiper me sirvo ,en la gasolinera lo mismo y luego presumo de lo barato que es,saludo.

S. dijo...

Ummmmm soy adicta a la cerveza franciskaner....
últimamente mercadona deja que desear y carrefourrr....el otro día compré berberechos y me los vendieron todos muertos.

gianna dijo...

sabes que soy argentina, compro en los supermercados, pero prefiero comprar todo natural en la ferias o mercados...
no me gusta lo congelado ...-
y eso que tengo una familia numerosa con 3 hijos grandes que comen mucho...
saludos y te agradezco el poder siempre compartir experiencias en blogs...

Música dijo...

Yo tb compro cada cosa en un sitios, hay cosas del mercadona que guay, no falto en mi visita al mercado central a comprar la fruta, verdura y pescado, es más barato y de mejor calidad, y últimamente me he hecho fan de los productos "aliada" del corte inglés, están más baratos que los "hacendado", ya mismo los subiran visto lo visto.
Precisamente me han enviado un correo de los detergentes que te va a encantar

ulises dijo...

Por lo que veo no soy el único que se ha dado cuenta de las triquiñuelas de los super.
S. ya somos dos en el club "Franciskaner for ever"

Pecosa dijo...

Pues yo voy a ser la nota discordante. Pero por falta de tiempo, no porque no esté de acuerdo con vosotros.
En Mercadona encuentro casi todo lo indispensable en plan "la compra gorda", los frescos los compro día a día al lado de casa.
Ya quisiera yo poder ir de mercado en mercado, y comparar precios y comprar aquí y allá, y hacer de maruja (que sí, tiene su lado divertido), pero por desgracia me falta tiempo.

ulises dijo...

Pecosa, yo empecé comprando en el Mercadona hace años. Sólo tengo que salir del portal de casa. El problema es que han dejado de vender la mitad de las cosas que compraba.

Cris dijo...

Yo me tomo todo el tiempo del mundo, trato de no ir al supermercado apurada y así puedo leer, comparar y examinar la mercadería con atención, así y todo te meten el perro!
Saludos.

obiwan1977 dijo...

Pues la verdad es que de los las patatas me di cuenta el otro día. Hasta entonces ni me habái fijado y llevo años comprando en Mercadona, je je.

Aprovecho para comunicarte que tienes un premio en mi blog. Por supuesto sin ningún compromiso, simplemente creo que tu blog lo merece.

Un saludo.

Javi Recetas dijo...

Qué podría decir excepto que TIENES TODA LA RAZÓN!!

Un saludo!!!

Tawaki dijo...

Nada de lo que se hace es por el bien del consumidor...