jueves, 19 de abril de 2012

Weeds

Desde que he visitado Amsterdam y he visto la serie Weeds no dejan de aparecerme, hasta en la sopa, noticias referentes a la marihuana. La última la del referendum del pueblo de Rasquera en Tarragona para convertirse en proveedores de clubes de marihuana. La pregunta es si, al no ser ellos consumidores, ¿podrían enriquecerse con su cultivo para terceros?. El referendum dio un sí con un 56,3% al proyecto pero la ley les deniega su puesta en marcha. Desde asociaciones de amigos de la marihuana ven en ello un negocio y no están a favor porque va en contra de la ley establecida para este tipo de clubes. No entiendo muy bien como está la ley al respecto pero sí que sé que si tu vecina ve que tienes una planta de maría en la ventana te denuncia y como sea grande y pese mucho te cae una buena multa. Conclusión me dejan asociarme para consumirla pero no me dejan plantarla en cualquier sitio. Y entonces, ¿de donde la saco?.
En la serie Weeds también se refleja esas lagunas legales en cuanto a la producción y al uso y disfrute. Desde una visión cómica se presenta a la sociedad americana muy permisiva con el consumo y su abastecimiento es motivo de tramas cargadas de ingenio.
En España hace poco se planteaba la legalización del uso de la marihuana en Euskadi. elmundo.es
lavanguardia.com.
Por otro lado Holanda este año va a prohibir el consumo de marihuana a los turistas en los coffee-shops. ¿Y el Tratado de Maastricht? Pues se la sopla porque en esta ciudad es donde primero lo prohibieron. En Amsterdam a partir del 1 de Mayo. lavanguardia.com.
Y digo yo, ¿No se podrían implantar estos coffee-shops en el Pais Vasco y ganarnos a todos los turistas que no irán a Amsterdam? Los de Rasquera tendrían para quién producir, se necesitarían bienes de equipo, se crearían muchos puestos de trabajo y de paso se acabaría con el tráfico y los traficantes.
No os perdáis la serie Weeds.

6 comentarios:

Juanjo dijo...

Es un tema complicado pero a mi lo de Amsterdam me parece que funcionaba muy bien.No entiendo el sentido de prohibirlo a los turistas,ademas de ser una idiotez....basta con darle pasta a un "nativo" para que te compre el material...que chorrada¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Un abrazo

ulises dijo...

En la calle está prohibido. Solo se podía fumar en los coffees. hacían la vista gorda. Ahora te tendrás quevempadronar. Lo de los políticos va de mal en peor. Ahora van a poner fronteras para que no entren protestantes a Barcelona. El mundo está loco.

Lakacerola dijo...

¿Fronteras para que no entren protestantes a Barcelona? No será verdad.

ulises dijo...

Lo que oyes . Van a blindar Barcelona desde los pirineos para que no pasen antisistemas italianos y griegos a fastidiarles la fiesta a los del BCE.

Lakacerola dijo...

Ah bueno!!! Protestantes de protestar, no de religiosos de otras confesiones y tal... lo había entendido mal.

Pecosa dijo...

Ya no me van a ver más en Ámsterdam. He visitado la ciudad un par de veces, con lo cual ya la conozo. Si me planteaba ir una tercera era para fumarme alguno que otro con los cafés con leche, así de claro.

Que bloqueen lo que quieran, que en Barcelona ya tenemos a unos cuantos que irán a hacerle una visitita a los del BCE, muahahaha!!