domingo, 4 de abril de 2010

Tercer día en Oporto.

Nuestro tercer día en Oporto ha sido más fructífero. Hemos conseguido comprar unos billetes de metro que no es tal (hace todo el recorrido por la superficie). Hemos paseado, disfrutado de un bonito sol y una fresca serveisa contemplando el mar y a los surferos.
La vuelta de la playa ha sido en un viejo tranvía. La comida, en la cafetería de las tartas que comenté ayer. Sobremesa de capoira en el malecón. Nueva visita a otras bodegas de vinho du Porto. Visita al museo del transporte. Subida al Palacio de Cristal. Para terminar una sabrosa cena en un muy buen restaurante de Porto que encontramos por casualidad.
Lo curioso del día:
En una de las estaciones del metro más importantes de Oporto solo hay una máquina expendedora de billetes que nadie sabe manejar. La cola puede ser eterna.
En la cafetería de las tartas además sirven comidas y por 10 € comes mejor que en los chiringuitos de turistas. Se
llama “Casal” y está en Avenida dos Aliados, 42-45
Todas las bodegas de Oporto te sueltan el mismo rollo de cómo se hace un vino que en España casi siempre se usa para cocinar. Las barricas las reutilizan para dar color al whisky escocés y que la clasificación de los caldos se hace más por un tema comercial que por uno de calidad.
Resguardándonos de la lluvia hemos dado con un restaurante llamado "c3 três c", Rua Cândido dos Reis nº18, junto a la librería Lello, que merece el calificativo de restaurante. Los platos son muy elaborados y puede estar entre los mejores de muchas ciudades. Lo dicho, el vino de Oporto, para una buena salsa. El emplatado con volumen y color. El ambiente, luz tenue con velas pero sin exagerar y música de jazz muy bien elegida.

17 comentarios:

IBE dijo...

Vamos, que copian hasta los "casales" catalanes, si es que...no hay como salir para reconocer lo que nos perdemos dentro, ja,ja, y el que no se consuela es porque no quiere.

Feliz retorno!!!

Pecosa dijo...

¡¡Señora tarta, marededéu!! ¿¿Os comisteis una ración por barba??

Tendrías que haberle dicho al de las bodegas: "con el Oporto me salen a mí unas salsas para el solomillo que ni te cuento". Y hacerle una foto a la cara que te pondría el tipo para colgarla aquí y descojonarnos, ¡jajaja!

Geniales las referencias que das. Si algún día voy, tomaré nota de tus recomendaciones (¡y me comeré una super tarta de ésas!)

Loco dijo...

Pues tendré que ir buscando fechas para las vacaciones.

Pinta bien Oporto, ¡y la tarta maś!

ulises dijo...

Sí, el mejor Oporto el de la salsa del solomillo de la cena.
Loco, quédate con esos restaurantes, que no tienen pérdida y te gustarán.

S. dijo...

Ainssss qué maravilla

Tawaki dijo...

Sólo he visitado Oporto duarante un día, y fue por trabajo, asi que me viene bien este punto de vista tuyo para conocerlo mejor.

Portugal tiene muchos rincones bellos, la gente es muy amable y la tenemos un poco dejada de lado.

Me gustaría dedicarle alguna que otra excursión.

Un abrazo.

ulises dijo...

Yo tengo visto Lisboa, Cascais, Sintra, Coimbra y Oporto. Es un destino cercano y asequible. Los portugueses son más parecidos a los españoles que los franceses.

Lakacerola dijo...

Visité Oporto, Estoril, Coimbra y alguna ciudad más hace muuuuucho tiempo, en una excursión del colegio, tanto que casi no me acuerdo.
Unas buenas vacaciones por lo que veo!!!

EriKa dijo...

No he visitado Oporto pero de pequeña me acuerdo de haber ido a Portugal, no recuerdo que pueblo, a comprar toallas o algo así, era cuando en verano bajábamos de vacaciones a Aracena que está a unos 75 km de la frontera.
Muy buenas referencias por si acaso voy algún año y sin comprar toallas.
Lo que más me gusta es la pinta que tiene esa tarta.
Besos.

ulises dijo...

Lo bueno de los viajes de estudios es que no te parabas a pensar donde comer y cenar.
La verdad es que buscando restaurantes se pierde un poco el tiempo.

ulises dijo...

Erika, lo de las toallas pasó a la historia porque ahora están al mismo precio y el diseño deja que desear comparado con ZARAHOME.

Música dijo...

quiero ir!

buda dijo...

No conozco esa zona,tomaremos nota para otra ocasión.Espero que hayas disfrutado.
Un besico

Pío Valera dijo...

Hola Ulises, miralo de viaje por el mundo, descubriendo otros acentos ¡¡¡¡
Eso de viajar es precioso,,señor ¡¡¡
pasalo bien guapo ¡¡¡¡

ulises dijo...

Oporto merece un viaje de dos o tres días. Si es verano siete días te vienen bien para disfrutar más de las playas.
Son unas vacaciones asequibles.
Lo del idioma pasa como con el italiano, se entiende y se tiende a chapurrear.

gianna dijo...

¿viaje de estudios?
¿que carrera haces?
es divertido viajar....
el oporto lo uso para el sambayon y para los saltimbocca alla romana...
feliz viaje ...y que suerte que tenes....

ulises dijo...

No Gianna lo del viaje de estudios era por un comentario de Lakacerola.
Si ya te digo yo, lo del oporto para cocinar va de maravilla pero para beber prefiero el Rioja, Ribera del Duero, Chianti, Valpolicella, y seguro que alguno de los que tenéis al otro lado del charco.
Ciao