jueves, 5 de mayo de 2011

Nueba Yol 3

Ayer pude tomar el sol y ya estoy como un cangrejo. Ya no me puedo reír de los lechosos nórdicos que tornan la piel a rojo.
Llevo dos días en el resort y he engordado 1,20 Kg. Hoy he tenido que madrugar para ir a la capital de República Dominicana para ser testigo de una boda en una Oficialía de barrio. El transporte os podéis imaginar, unas veces en guagua y otras en bus. Después de ir apelotonados en la pequeña guagua cogemos en Higüey un autobús evangelista. En la radio suena un dial más religioso que la COPE española. Después de cerrar las puertas y tomar la carretera se levanta un señor de las primeras filas y con el permiso del cobrador nos deleita con un sermón a modo de bendición del viaje. Después de los salmos, amenes y gracias al “Señol” el copiloto pone una pel
ícula titulada “Nueba Yol 3” que según él tiene una moraleja cristiana. La peli impagable. De moraleja nada. Una comedia con poca gracia. Menos mal que voy viendo el paisaje y las chavolas mezcladas con los concesionarios de coches llenos de Hummers.
El lugar de la ceremonia civil es la “oficialía” una especie de juzgado de barrio que comparte edificio con un almacén de piel de venta minorista. La sala de espera son unos bancos colocados bajo un mango donde se pasea tranquilamente un pollo despeluchado.
Al igual que todas las bodas civiles en juzgados, lo único que se hace es una lectura de artículos y firmas de testigos (una de ellas la mía).
La novia se ha hecho esperar una hora y el calor ha sido bochornoso. La sesión de fotos es eterna y pausada. El fotógrafo me ha explicado que es la forma de ser de los caribeños, la tardanza. Un autobús puede venir o no, una novia puede aparecer o no, unos invitados al banquete pueden esperar una hora y aquí no pasa nada.
En fin, que hemos tirado todo el día viendo una pequeñísima parte de la capital. Hemos tenido que refugiarnos por la lluvia en un Hard Rock Café. Después más fotos.
Esta gente es demasiado tranquila para una mentalidad europea.
Al llegar al restaurante nos da la bienvenida una foto de los finados. Después de la cena todos a casa.
Resumen, boda caribeña pero sin salsa, bachata, merengue, etc.

8 comentarios:

Juanjo dijo...

No tenia ni idea de que andabas de viaje y aun menos para esos menesteres.Aprovecha la estancia.Yo me voy el jueves proximo a Berlin
Un abrazo

tesar dijo...

que integrados os vemos, Tu pareces uno más de ellos, pasadlo fenomenal y hechad muchas fotos.

Loco dijo...

¿Qué raro Ulises viajando?
Disfruta cada minuto.


Por cierto. ¡Mira qué guapo el Ulises!

Pecosa dijo...

Coincido con el Loco, estabas hecho un pincel.

¡Así que te ibas de bodorrio caribeño! Jo, qué caña. Tómate tu tieeempo, reláaajate, tómate un cóctel mientras se sacan foootos, tómate otro mientras esperas el buuus... Ya tendrás tiempo de estresarte cuando llegues a España otra vez.

Nueba Yol 3 (eso quiere decir que hubo una 2 y una 1...), no he podido evitar buscarlo en Youtube. ¡La voz en off parece la del locutor de los Autos Locos, jajajaj!

Marina dijo...

Para que luego hablen de la productividad de los españoles.. los caribeños nos ganan. Un beso.

Lakacerola dijo...

No sabía que estabas de viaje, he tenido que leer el post anterior para chafardear y tal...
Pásatelo de muerte.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Indio Fernando.
Menos mal que tu si que haces tu trabajo.
Un abrazo para tí, Estela y los novios. Felicidad para todos y diles que les deseo una relaccion tan estupenda como la vuestra.
¡ Viva los novios ! y los amigos de los novios tambien
Chemi, el hermano del novio

IBE dijo...

La corona un poco de la de "farruquito", no ??? Las rosas azules, la cola de vestido de catedral y detalle de la foto en el rte. mejor me callo la opinión, ja,ja, Por lo demás, me parece fatal lo de sin música, cualquiera diría q era boda caribeña, que es la familia más sosa de allí, o qué ???

Ahora mismo me teletransportaba a esas playitas, joooo Me dicen todos los días algo de un dedal-souvenir...

Bss a todos.