domingo, 27 de julio de 2014

Hobbes llevaba razón

"El hombre es un lobo para el hombre" y en esos momentos en los que desaparece todo tipo de reglas que nos ayudan a convivir y proteger a los débiles (conflictos bélicos) aparece el esperpento en forma de violaciones, pillajes y asesinatos llevados a cabo bajo la confusión de la guerra. Es cierto que los civiles pasan penurias por culpa de sus mandatarios que les engañan con falsas promesas. Pero lo que he leído hoy en las noticias de que han usado tarjetas de crédito del avión siniestrado de Malasya Airlines para comprar en Ucrania hace más referencia a esa frase del célebre pensador que a necesidades primarias de gente con una mínima educación.
Y aparte de esta reflexión ¿cómo es posible, en Europa, después de Hittler, que se den estos problemas? Muchos alemanes también se hicieron esa pregunta en la II Guerra Mundial. ¿Porqué un país, cuna de la filosofía moderna, llevó a cabo semejante atrocidad?
Antropológicamente la respuesta es clara, la necesidad de poder y dinero ante un mundo capitalista que educa a sus individuos para la consecución de ese fin.
Te enseñan desde niño a formarte para ser el mejor, el más alto, el más rápido, el más fuerte y el más listo. Con ello llegarás a tener el que más dinero y con ello hacer de tu capa un sayo sin importarte el prójimo al que has avasallado para conseguir tus metas.
Hay un psicólogo, Javier Urra de Estella, que dice que lo que ha de hacer el educando es formarse para mejorar y no para ser el mejor. Ya que la excelencia es una valoración variable que no va ligada para nada con el dinero y el poder.

2 comentarios:

Juan jose dijo...

La frase es de Hobbes
Rousseau que era un optimista sin fundamento dijo aquello de qu el hombre nace bueno y es la sociedad quien lo corrompe
Un abrazo

ulises dijo...

Sorry, ahora cambio el título.