jueves, 18 de noviembre de 2010

Bombi


Este es el nombre que dan los lugareños a esta caótica ciudad. Creo que después de haberla visto mi manera de conducir va a cambiar. Yo soy de los que a nada que veo a alguien hacer algo mal conduciendo está recriminándole con una buena pitada de claxon. Aquí tocan el claxon para todo. Es un sonido constante de la ciudad ya sea de día o de noche. La circulación al igual que en Inglaterra es por la izquierda, por lo que tienes que mirar al contra cuando vas a pasar una calle. El cruzar una calle aquí es complicadísimo porque los semáforos de peatones, cuando existen, suelen durar 5 segundos.La primera impresión que se tiene al llegar es la de haber unido todas las barriadas protagonistas del programa “Callejeros” y haber hecho con ellas una ciudad. Los slum están por todos los rincones de la ciudad. El vivir en un slum es vivir en un sitio en concreto, porque otras personas se montan sus tenderetes en cualquier acera. Ves a miles de personas y animales tumbados en cualquier sitio y no sabes muy bien si están vivos o muertos. Cuando vamos en taxi a una zona turística (La puerta de la India), en medio de un cruce atestado de coches se derrumba un caballo famélico que tira de una calesa. Se forma un grupo de mirones alrededor para ver las maniobras del amo de la criatura que se está apresurando a desatarlo sin ninguna ayuda de nadie. El calor es criminal y me imagino que el animal no lo aguantó.
Llegados al punto de destino empezamos a callejear con un pequeño mapa esquemático hasta dar con la zona de Colaba que es donde se concentra el turismo para ver un arco de triunfo de estilo indio y la zona de la universidad rodeada por un parque en el que se practica el cricket.Por el camino un taxista nos pregunta si queremos ir a algún sitio, le decimos que no y el nos contesta que si queremos hacerle una foto. Le digo que vale, disparo, le enseño el pulgar y se marcha con una sonrisa en la boca.En otra calleja estoy haciendo fotos a un patio de luces cargado de tendidos muy coloristas y cuando doy la vuelta miro como un militar o vigilante de seguridad de un edificio me hace señas diciendo que puedo sacarle una foto a él ejerciendo su trabajosa labor de estar repantingado en la silla. Hago como que disparo y el hombre se queda tan contento.
Aquí a todo el mundo le encanta salir en las fotos. Unos niños que vienen a mendigar también quieren que les haga una foto, les damos unas galletas que llevamos en la mochila y las miran contrariados como si fuese un objeto extraño.
Continuará...

11 comentarios:

José Manuel Beltrán López dijo...

Hola Ulises,
Verdadera envidia, que sana of course, me das por ese estupendo viaje. A tí te quiero yo de ciudadano viajero (bueno con permiso de mi Nuria, que ella seguro que también se apunta).

Ojo, estoy pensando muy seriamente nombrarte corresponsal oficial de mi blog de viajes: Parada y Fonda de un viajero y así también publicas las crónicas. ¿El sueldo? A discutir, aunque ya sabes que dos no discuten cuando otro no quiere.
Enhorabuena de verdad ciudadano viajero.

Juanjo dijo...

Simplemente fascinante amigo Ulises.El choque cultural debe haber sido brutal e imagino que has vivido cosas que te habran tocado bastante
Espero la continuacion
Un abrazo

Mica dijo...

De verdad, uno espera cada día que hagas una entrada nueva para contarnos estas cosas tan interesantes. Porqué se quedaron así los niños? Por que preferían dinero , o es que no sabían qué era lo que les dabas?. Cuidaros mucho y seguid pasándolo tan bien. Besos.

IBE dijo...

Jooo, nos quedamos sin la foto del taxista y el segurata, con lo typical que son, ja,ja, como los de aquí, no crees ??? ja,ja

Me quedo con las fotos del parque y las de los niños, mira que son guapos, que ojosss. En Egipto era igual, pero ya íbamos avisados de llevar bolis, cromos de fútbol, caramelos, para que no nos sableasen pq todo le llama la atención, aunque cuando son adolescentes son pegajosos que no te los sacudes ni a la de 3. No habrás pillado ya algo ??? se te ve blanco en la foto, eh???

IBE dijo...

Por cierto, hoy en el curro me ha contado una chica q estuvo sólo en Goa y que le encantó y en la tele, acaba de decir el presentador de Sálvame que hizo Nueva Delhi y Goa (ha nombrado la playa, sin más), que le gustó, pero que le había resultado caro.

severino el sordo dijo...

De la India (soy poco viajero) he escuchado todas las versiones desde fascinante a no soportar las miserias,incluso le soporte estoicamente a un amigo que se pego un mes enterito ocho albunes de fotografias comentadas,seguiremos con interes tus cronicas,saludos y que disfrutes del viaje

IBE dijo...

Los padres de mi amiga Marta hicieron el año pasado Bombay, Goa y Cochín y dicen que a la India no vuelven ni aunque les aten. Son viajados y viajeros, pero bastante "especialitos"

Yo insisto en que sí iría e iré...

Bss

Pecosa dijo...

Brutal la foto del caballo ahí desplomao.

Por lo que cuentas la gente parece ser muy amable. Y no deja de ser gracioso que muchos te insistan en que les hagas fotos. Son como los japos, pero a la inversa: los japos le echan fotos a todo, los hindúes quieren salir en todas las fotos.

Guapísima la niña, qué mirada. Quiero un vestidito igual que el suyo, me encanta.

S. dijo...

Tiene que ser bonito por una parte pero por otra me daría un poco de pena de verdad.

Lakacerola dijo...

Qué suerte tienes de viajar tanto. Buen reportaje.

ulises dijo...

Siento no contestar a todos uno por uno, pero la conexión que tengo ahora es un poco mala. Gracias de veras, seguiré contando y tirando fotos para vosotros.