domingo, 21 de noviembre de 2010

Hippies


Los últimos cuatro días los hemos pasado en Goa. Es el último estado de la India en conseguir la independencia de la metrópolis colonialista. Los portugueses no querían soltarla ni locos. Tuvo que ser con una incursión militar india en el año 1961 cuando salieron por patas. Vamos que esto era portugués diez años antes de nacer yo. Mirando las esquelas de los periódicos locales casi todos los finados tienen nombres y apellidos portugueses. Después de ello se convirtió en un paraíso hippie. Hoy es un destino muy solicitado en las agencias de viajes. Nuestro hotel tiene acceso directo a la playa en la que hay cantidad de chiringuitos (unos más preparados que otros). Las vacas campan a sus anchas por la arena y algún que otro turista les da sandía para que se refresquen. Aquí los perros viven asilvestrados vagando en grupo y disfrutando del sol como el resto de seres vivos que hay en el lugar. Lo que más impacta al ver la playa de Candolim es el petrolero varado en la arena. Lleva 20 años junto a los
bañistas y ahora se están planteando su eliminación. A unos diez kilómetros está Anjuna, un enclave con un gran
mercadillo y cabañas de alquiler junto a la playa. El método de regateo no lo entiendo muy bien, una india me ofrece unos pañuelos
por 1900 rupias y le acabo dando 500. Para volver al hotel lo intento de nuevo con un taxista, me pide 300
, le digo que le doy 200, dice que entonces nada. Lo intento con otro y me dice que 250, al final hemos hecho el trayecto por 220.
Yendo hacia el sur nos hemos encontrado el rodaje de unas escenas bollywoodienses en un embarcadero.
El despliegue es grande pero los medios materiales parecen muy viejos. Nuestro destino es un viejo fuerte portugués llamado Fort Aguada que se encuentra en muy buen
estado porque fue
abandonado en 1997 al hacer un nuevo faro. Por el camino hay una especie de convento
abandonado y alguna que otra iglesia que parece más una ermita pequeña. Hay un cruce que lleva a la cárcel de Aguada donde hay unos cuantos extranjeros detenidos por drogas. Es fácil conseguirlas porque te las ofrecen en la playa y en los mercadillos, pero aquí no hay diferencia entre cantidad para consumo propio y cantidad para venta. El primer día unos indios quisieron hacerse unas fotos conmigo, y se fueron turnando la cámara para tener su trofeo cada uno. Seguro que acabo en alguna página de Facebook como el amigo europeo que conocieron en Goa.
Mañana saldremos para Bangalore pero nos hay anulado el vuelo y cogeremos uno siete horas más tarde.
Continuará.

10 comentarios:

Juanjo dijo...

¿y que me dices de la cocina goa?

IBE dijo...

Veo que allí todo se relativiza, mira nosotros con los Prestige, cementerios nucleares, etc. la que montamos, pero imaginate si nos dejamos las cosas a ver si se retirar solas...

Me encantan las fotos de la piedra en la playa, el banco y la de la india en la orilla.

Las fotos contigo, puede ser q te confundan con algún actor o cantante??? Ah y bienvenido al mundo del regateo, en otros países es casi obligatorio, si no se sienten ofendidos.

Pecosa dijo...

¡Oh! ¡Eso sí que mola! Playa, arena, sol, refrescos, vacas... ¡¡Quiero estar ahí!! (Joder, es que ahora mismo estoy muerta de frío en la tienda, tapada con una mantita y con la estufa al lado -no hay calefacción-)

¡Vivan los paraísos hippies!

ulises dijo...

Juanjo, con algo me he indigestado, no se un pancake de plátano, un corte de digestión por lo excesivo de los aires acondicionados, o vete tu a saber.
IBE, no es una piedra , es un coco.
Pecosa, lo hippie mola, y el calor más.

S. dijo...

No valdría para regatear...me timarían seguro!

ulises dijo...

S., eso es lo que pensaba yo pero le voy cogiendo el truco. Cuando no aceptan tu oferta es que te acercas al precio por abajo. Ya tienes una referencia para el siguiente vendedor.

Loco dijo...

Definitivamente hay que visitar esos parajes.
La próxima vez nos llevas, avisado quedas.

José Manuel Beltrán López dijo...

¡Como mola! el blog de viajes Parada y Fonda de un viajero www.paradaconfonda.blogspot.com
ha contratado un reportero especial y se intoxica.....

Disfruta ciudadano, que aquí nos quedamos con la tortilla de patatas.
Un abrazo,

Lakacerola dijo...

Yo tampoco sirvo para regatear, me desplumarían el primer dia.
Un abrazo.

ulises dijo...

Loco, avisado quedo.
José Manuel, me muero de ganas de comer una tortilla de patata.
Lakacerola, todo es empezar.